Las mujeres se fijan en nuestras manos

Las mujeres dicen que, tarde o temprano, las manos conquistan o decepcionan. Uñas largas y descuidadas, manos excesivamente velludas, sucias o con callosidades forman parte de las características que no le agradan a ninguna mujer.

Las manos son reveladoras, pueden decirle a una mujer que tipo de trabajo realizas, o si estás casado. Forman parte también de nuestra expresión, ya que hablamos con las manos. Además de eso, los primeros contactos entre un hombre y una mujer casi siempre llegan a través de las manos. Después, cuando la relación avanza, estas son las encargadas de explorar. A los hombres les gustan las suaves manos femeninas. Claramente, ellas también prefieren la suavidad.

Para unas manos perfectas, hay que seguir unos pasos básicos de cuidado:

1. Limpieza: el paso más importante es que se encuentren efectivamente limpias. Bastará el uso de agua y jabón, y puedes complementar con algún antibacterial.

2. Exfoliar: mantener tus manos libres de piel muerta es esencial para que estén lisas. Exfolialas 1 o 2 veces a la semana y sin duda ella querrá sentirlas en su piel.

3. Cortar las uñas: las uñas como garras pueden cortar a una mujer en lugares donde lo más probable es que no quiera ser cortada. Por eso, se deben mantener las uñas a una longitud adecuada y con un corte uniforme.

4. Limar las uñas: cuando se termine con el corte de uñas se debe limar cualquier esquina, redondeando los bordes para evitar también cortes o rasguños accidentales.

5. Mantenimiento: nunca dejes que las manos muestren suciedad debajo de las uñas. Es fácil mantener la suciedad fuera, así que no es ninguna complicación. Es bueno para las uñas y para la vida amorosa.

BlueCard Profranquicias y BOD