Sexo en el agua

Sexo en el agua

Seguramente todos hemos pensado alguna vez practicar sexo en el agua para ver si realmente es tan mágico como parece. Pues en esta ocasión te vamos a mostrar cuáles son las ventajas e inconvenientes de tener sexo bajo el agua y cómo debe ser la planificación para que todo esté bajo control al practicarlo.

Una buena planificación es fundamental

Tener sexo bajo el agua es una manera diferente de mantener relaciones y puede llegar a ser muy innovadora. Por ello, es primordial destacar que el uso de preservativo es imposible en este medio. Es importante tener en cuenta qué método anticonceptivo vamos a utilizar puesto que el condón queda descartado totalmente: el agua y el preservativo son incompatibles.

Cuidado con la lubricación

Siempre tendemos a pensar que en el agua tanto él como ella tendrán más lubricación al estar empapados pero realmente no es así.

Al haber tanta agua, ésta se lleva la lubricación masculina y femenina por lo que el sexo puede resultar hasta doloroso. Es recomendable emplear un lubricante artificial resistente al agua para que se pueda disfrutar al máximo de esta experiencia.

Cuidado con el cloro

Si practicas sexo en la playa o la piscina, es imprescindible tener en cuenta que este tipo de lugares son un importante foco de bacterias. Pasan miles de personas al día por la playa o la piscina por lo que los virus habitan en ellas. Es probable que al mantener sexo bajo el agua en estos lugares, tengamos después algún tipo de infección genital. El cloro especialmente puede dar lugar a una irritación vaginal femenina que llegará a ser dolorosa.

Precaución con los movimientos

Hay que tener cuidado con no practicarlo en zonas resbaladizas o donde no tengamos un punto de apoyo ya que nuestro mayor sueño puede convertirse en una pesadilla. En la bañera es fácil resbalarse y en la piscina igual. En la playa podemos también resbalar con cualquier alga y que la situación se convierta en un fracaso. Por eso te recomendamos buscar el lugar ideal con un punto de apoyo correcto que pueda dar lugar a un placer increíble.

Tranquilidad del lugar

Es muy importante que este tipo de relaciones se practiquen en la intimidad. En la playa es difícil estar solo pero en la piscina o la bañera es mucho más factible. Crea un ambiente romántico en la que tu pareja sienta la calidez de ese momento y conviértelo en mágico con unos preliminares adecuados. La tranquilidad e intimidad es una parte primordial si queremos que todo salga bien.

Fuente: www.masquesalud.com

BlueCard Profranquicias y BOD