Gimnasia Pasiva. Ejercicio a través de frecuencias.

Gimnasia Pasiva. Ejercicio a través de frecuencias.

Cuando haces cualquier tipo de ejercicio, el cerebro transmite impulsos eléctricos a las zonas del cuerpo específica que estás ejercitando. La gimnasia pasiva consiste básicamente en emitir una simulación de esos impulsos cerebrales  por medio de ondas de variable intensidad conducidas a través de electrodos.

La Gimnasia Pasiva es una técnica corporal que logra estimular los músculos, tonificarlos, y ejercitarlos además de la activación circulatoria y del sistema linfático  que  ayuda a disminuir por ejemplo la contractura originada por la tensión de músculos que a su vez provocan presión sanguínea y por consiguiente dolor. Esto entre otros beneficios de estas sesiones para los hombres. Es un recomendable complemento para tu entrenamiento:

¿Sabías que una sesión de 20 minutos de Gimnasia Pasiva equivalen a 160 sentadillas aproximadamente?

 

Así funciona la Gimnasia Pasiva

La Gimnasia Pasiva normalmente se aplica sobre las zonas de mayor musculatura como glúteos, muslos, piernas, abdomen, espalda, brazos e incluso en la cavidad de la espalda, y pectorales. Se basa en la conducción de corriente de bajo voltaje conocida como electroestimulación que,  al  incidir sobre cada zona, y generando ligeras convulsiones en el músculo que hacen que se contraiga, activa la circulación sanguínea y aumenta así la eliminación de residuos y toxinas. De igual manera influye como dijimos en el sistema linfático. La simulación de impulsos nerviosos actúa también en el cerebro enviando un mensaje de placer que motiva la liberación de endorfinas y bienestar.

Gracia a la activación sanguínea y el ejercicio muscular por medio de electrosimulción , la Gimnasia Pasiva puede corregir la flacidez, reducir lo depósitos de grasa corporal, o incluso aumentar el tamaño de la zona ejercitada, por ejemplo los glúteos ya que ayuda con el aumento de masa muscular y su tonificación.

Ejercicio a través de frecuencias, sin torceduras, y sin desgarres. Relajación de los músculos y sensación de placer en varias sesiones. No produce sensación de cansancio ni agotamiento. La gimnasia pasiva es tan segura que de hecho algunos terapeutas la utilizan para pacientes con enfermedades deportivas,  o con problemas de parálisis debido al estrés, contractura muscular extrema o pacientes, que debido a condiciones de salud, no puedan realizar ejercicios que pongan en riesgo su condición. También es una tecnología segura para reducir medidas y modelar tu cuerpo siempre complementado con dieta y otro tipo de ejercicio para lograr resultados más visibles y rápidos.

→ Si quieres profundizar más sobre el funcionamiento del electrosimulador utilizado para la Gimnasia Pasiva puedes leer este estudio sobre Electromedicina  y por supuesto si quieres probar esta tecnología de avanzada para tonificar tus músculos, solo visita cualquiera de nuestras tiendas.