Keanu Reeves - Antes y Después

Hombre feo… no hay, sólo flojo y descuidado. Mira esta historia.

Se tiene la falsa creencia de que los famosos son bellos por naturaleza, que nacieron sanos y con cuerpos perfectos. Esto no podría ser más falso, el tiempo causa estragos en el cuerpo y, tarde o temprano, todo lo que comemos y hacemos pasa factura. Los famosos que dependen de su imagen deben tener un riguroso cuidado personal, algo que el actor de cine Keanu Reeves se paso por alto.

Keanu Reeves ha sido el blanco de atención debido a su aspecto, las hipótesis son muchas pero el resultado es su cambio de look no para mejor, y allí es donde nos queremos enfocar, porque muchos hombres piensan que no pueden mejorar o que, en el caso de este actor, no pueden empeorar.

No hay hombre feo, sino flojo y descuidado.

El descuido siempre se nota, y frente a él muchos ponen excusas «No tengo tiempo, no tengo dinero, yo soy así…..»  Ser famosos no significa que puedes verte bien por siempre sin hacer nada, o que el tiempo no pasará por ti. Keanu Reeves en poco tiempo engordó, dejó su cabello largo y sin forma, aunque siempre ha lucido melena, aún en sus mejores tiempos, esta vez no lo hace con tanto estilo. Verte mal y descuidarte no ayudará en nada, más bien afecta tu interacción, tu autoconfianza y  tu autoestima.

La moraleja de la historia de Keanu Reeves y su desmejora es simple

¡Si te descuidas pierdes!

Sea cual sea la razón renovarse es la mejor decisión.

El tiempo pasa, aún por los famosos, la grasa se acumula aún en cuerpos famosos, el cabello crece, se quema y la piel se arruga aún en los  famosos. La única diferencia de los que parecen lucir  guapos de por vida, y tú,  está en el cuidado personal.

¿Qué tanto te cuidas?