Huele bien y no contamines – Desodorantes naturales

Huele bien y no contamines – Desodorantes naturales

Oler bien no debe ser una tarea titánica. Sin embargo, para muchos, a veces se le complica. Ya los desodorantes no son como los de antes, o bien, te pueden causar efectos no deseados en tu piel como irritaciones, quemaduras, picazón, entre otras o simplemente no funcionan. ¡No luches más! Únete a la naturaleza, aprovecha todo lo que esta te ofrece y mejor todavía: huele bien. Aquí, te daremos algunas opciones de desodorantes naturales que además de darte ese buen olor deseado, te ayudarán a proteger tu piel y hacerte sentir muy bien día a día.

Cáscaras de limón:

-Son ideales para proteger tus axilas. Tiene un efecto antibacterial que te ayuda a prevenir el mal olor. Para ello debes frotar la cara interna de la misma en tus axilas. El mismo efecto cumple el bicarbonato de sodio, al frotarlo elimina las bacterias responsables del mal olor en esa parte tan delicada de tu piel.

Aloe Vera:

-Tiene un efecto revitalisante y curativo en la piel. Ayuda a eliminar las impurezas y ataca el mal olor. Es una sustancia que además de acabar con la hediondez te ayuda a sentir tu piel mucho más suave. Después de echártela debes esperar un momento antes de colocarte alguna vestimenta ya que puede manchar.

Piedra de alumbre:

-Este tipo de sulfato es ideal como desodorante ya que al humedecerse y aplicarse sobre la piel tiene un efecto que elimina las bacterias que causan el mal olor. Además, tiene un efecto sobre la transpiración que ayuda a la reducción de la sudoración. Además, tiene propiedades cicatrizantes.

Aceite de árbol de té:

-Previene los hongos y la bacteria y ataca directamente el mal olor que pueda existir en tu piel. Sus efectos van más allá e incluso es útil para eliminar irritaciones en la piel.