Tips para cumplir los propósitos de Año Nuevo

Comer saludablemente, perder peso, comenzar a ir al gimnasio, ahorrar y dejar de fumar son algunos de los infaltables deseos que muchos nos proponemos cumplir para el inicio de cada año nuevo, pero al poco tiempo abandonamos porque nos es muy difícil modificar nuestros hábitos, algunas veces poco sanos.

Algunos tips para poder cumplirlos:

1.- Paciencia: la genética humana es así: todo lo queremos rápido y fácil. Todo siempre lleva su tiempo. Recuerda que lo que nos cuesta más trabajo es lo que más disfrutamos.

2.- Constancia: Si uno de tus deseos es perder peso, ahorrar y comer sanamente, lo primero por hacer es trazarnos una meta a corto plazo, luego una a mediano y luego una larga, cumpliendo poco a poco cada una de ellas, nos motivará para seguir adelante con el plan, cuando menos nos demos cuenta habremos bajado de peso, ahorrado un dinero considerable y por fin comeremos adecuadamente.

3.- Ir al gym: Si este es uno de sus deseos, lo primero que deben de hacer es buscar una actividad que les guste hacerla, no por recomendación de la amiga o la hermana, realizar una actividad física es como escoger una carrera universitaria, parecida a una petición de matrimonio. Debemos de estar seguras de la actividad para que no la dejemos al mes o a los dos días porque ya no nos gustó.

Esta abstinencia desmedida te vuelve loco, y al final terminas diciendo, “sólo voy a tomar un poquito”. El resultado: Tú arriba de la mesa bebiendo lo que evitaste las dos semanas anteriores y fumando hasta las colillas del cenicero.

4.- Dejar de fumar: este es uno de los propósitos que más cuesta cumplir. Sólo te diré una cosa. Aquí hemos platicado de los efectos negativos que tiene el cigarrillo en la piel, los pulmones y hasta para conseguir pareja. Sólo debemos de tener fuerza de voluntad, ¡ánimo!

5.- Cambiar de trabajo: Esta es una decisión difícil de tomar, pero si ya no te sientes a gusto es mejor decir adiós. No te dejes llevar por “son tiempos difíciles, aguanta porque no tienes de otra”, si amas lo que haces y sientes confianza en ti misma, no hay nada que lo impida. Es buen momento de checar en qué empresa te gustaría trabajar; busca las prestaciones que ofrecen a sus empleados, en especial si eres mamá. Sólo una cosa: no renuncies a tu empleo si no tienes nada asegurado (firmado) en otro lugar. Mucho éxito.