Un análisis de sangre puede detectar futuros infartos

Un análisis de sangre puede detectar futuros infartos

La presencia elevada de microvesículas puede advertir de un problema cardiovascular con 3 años de antelación.

Un simple análisis de sangre que mida el nivel de microvesículas circulantes (cMVs) en el plasma puede predecir la futura aparición, hasta tres años vista, de eventos isquémicos como infartos de miocardio en pacientes con riesgo cardiovascular, según un estudio presentado esta semana por las doctoras Lina Badimon y Teresa Padró del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares. El estudio demuestra que este biomarcador se puede detectar mediante el análisis del plasma sanguíneo y puede predecir los infartos.

Las responsables del estudio han demostrado que los niveles elevados de microvesículas circulantes se asocian con un mayor riesgo de infarto, independientemente de los niveles del colesterol del paciente. Estas microvesículas son pequeñas partículas que se desplazan por la sangre y provienen de células activas como de células en proceso de necrosis. “Todas las células liberan estas microvesículas en cantidades bajas, pero sabemos que su número aumenta ante la presencia de situaciones patológicas, como los trastornos aterotrombóticos o la hipercolesterolemia familiar”, ha explicado la doctora Padró.

Para explicar cómo se puede detectar ese riesgo, la investigadora explicó que “podemos saber si una microvesícula viene de una plaqueta, de una célula blanca, del endotelio o de un cardiomiocito, por ejemplo, gracias a la presencia de unos marcadores especiales que llevan en la superficie provenientes de la célula madre que las originó y esto también nos brinda información relevante sobre la enfermedad del paciente”.

Los investigadores trabajaron con datos de 143 pacientes con historial genético de hipercolesterolemia y, por ese motivo, con alto riesgo cardiovascular, aunque sin manifestar síntomas. De ellos, 95 sufrieron un evento cardiovascular en los tres años siguientes. Durante el estudio, estos pacientes apenas mostraron cambios en cuanto al colesterol, pero sí pudieron comprobar que los pacientes que tenían niveles más altos de microvesículas eran los que habían presentado algún evento clínico en los tres años posteriores al inicio del estudio.

Estos análisis de forma generalizada podrían prever muchas muertes repentinas por infarto. Actualmente, los deportistas federados son los únicos que pasan un control médico que podría detectar este riesgo. No obstante, los investigadores advierten que, si este análisis se realizara al resto de la población, especialmente entre los más sedentarios o en adolescentes, permitiría acotar y detectar a tiempo pacientes con riesgo de sufrir un infarto.

Fuente: www.menshealth.com

BlueCard Profranquicias y BOD